Diario La Nación | Buenos Aires, 11 de junio de 2008
Reclamo de contadores a la AFIP
Piden actualizar las escalas para el pago del monotributo
Están congeladas desde hace diez años

Martín Kanenguiser (de la Redacción de LA NACION)

Los contadores porteños le plantearon ayer a la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) la necesidad de actualizar, tras diez años de congelamiento, las escalas de facturación en el monotributo, dada la inflación de los últimos años. El Consejo Profesional de Ciencias Económicas (CPCE) de la ciudad de Buenos Aires, que representa a 50.000 matriculados, se reunió con el nuevo jefe de la AFIP, Claudio Moroni, para saludarlo y transmitirle su preocupación por esta cuestión que afecta a los pequeños comerciantes y a los profesionales.

El régimen simplificado para pequeños contribuyentes comenzó a regir en 1998 y desde entonces el tope máximo de facturación anual de $ 144.000 para poder estar inscripto no fue modificado. Más aún, luego se colocó un límite de $ 72.000 para los profesionales independientes. El presidente del CPCE, José Escandell, dijo anoche a LA NACION que "Moroni tuvo bastante receptividad para trabajar sobre las escalas, del mismo modo que se tocaron las escalas del mínimo no imponible en el impuesto a las ganancias [nivel de ingresos a partir del cual se paga este gravamen]" en los últimos años.

Protocolar

"Moroni tiene una visión razonable, aunque no tomó un compromiso explícito", aclaró Escandell. La modificación de las escalas del monotributo no depende de una decisión de la AFIP sino de una modificación legislativa en el Congreso, en todo caso, promovida por el Gobierno. Además, en la AFIP aclararon que se trató de un encuentro "protocolar".

Escandell sostuvo que "el mayor problema generado por la falta de actualización en las escalas se da en los profesionales y en los pequeños comercios; el salto es demasiado brusco si tienen que pasar a inscribirse en el régimen general del IVA". Para evitar que ese pase sea "demasiado fuerte", el CPCE planteó en un proyecto elevado al Congreso y al Gobierno que se agreguen tres categorías en el caso de los servicios: de $ 96.000, 120.000 y 144.000, respectivamente. En ese sentido, la vicepresidenta segunda de la entidad, Flavia Melzi, dijo que "en la actualidad, si un profesional factura 72.001 pesos anuales, debe pagar 15.000 más en el IVA, tiene que aportar más por Ganancias y pierde el beneficio de la cobertura médica que le aporta el monotributo". Además, el CPCE reclamó que para el resto de los contribuyentes se incorporen cinco categorías en este régimen: $ 120.000, 144.000, 192.000, 240.000 y 288.000.

Para lograr más consenso sobre este tema, el CPCE lanzó una página en Internet ( www.monotributo.org.ar ) en la que invita a los contribuyentes a plantear su apoyo al proyecto ante los legisladores nacionales. Las autoridades del CPCE advirtieron que si se mantienen las actuales escalas "o bien se desincentiva la actividad económica o se fomenta la evasión". Escandell admitió que "mucha gente para no ir al régimen general, acomoda sus cifras" al presentar las cifras de su facturación ante la AFIP.

En marzo cerca de un millón de personas hizo su aporte al monotributo y en abril 80.020 se recategorizaron; el 88% pasó a pagar una cuota mayor.